Marcas y Comparativas

Yamaha XJ Diversion F y Honda CBS 600 S: difícil elección

foto yamaha xj diversion f

Yamaha y Honda compiten en todos los segmentos y aspiran a ser consideradas la mejor marca con cada máquina que sacan al mercado. En muchas ocasiones la igualdad es tanta que los moteros dudan sobre qué modelo elegir. Así sucede con la XJ Diversion F y la CBF 600 S. Veamos algunas diferencias entre ellas.

Versatilidad

Antes de ver qué cosas las distingue hay que decir que hay una, y muy a tener en cuenta, que las iguala, y es que estamos hablando de dos motos que hacen de la versatilidad su principal virtud. Tanto la Yamaha XJ como la CBF son dos motos que ofrecen un buen rendimiento tanto en ciudad como en carretera, son cómodas y fiables.

A simple vista una de las principales diferencias entre ambas es el carenado de la Yamaha, mucho más amplio y envolvente que el de la Honda. Sin embargo, la Honda es más compacta y ofrece una posición de conducción al piloto mucho más relajada.

Las dos motos cuentan con motores que ofrecen una potencia próxima a los 80 cv, lo que les convierte en unas máquinas capaces de alcanzar velocidades realmente altas en carretera. Quizás la Yamaha ofrece una sensación de mayor suavidad, aunque en ambos casos motor y cambio funcionan a la perfección.

Probablemente si queremos unas sensaciones más deportivas podríamos decantarnos por el modelo de Yamaha, que se muestra también muy solvente a altas velocidades por carreteras viradas, mostrándose más segura en la entrada en curva. Pero las diferencias son muy pequeñas y con las dos se puede vivir un intenso fin de semana disfrutando del placer pilotar por cualquier carretera.

Precios ajustados

En cuanto a los frenos ambas ofrecen, como opción, el sistema ABS. Incorporarlo de serie haría que el precio se incrementara en los dos casos unos 1.000 euros sobre el precio de la versión convencional, que está en el entorno de los 7.700 en el caso de la CBF y de 7.900 en el de la XJ.

Dada la igualdad entre ambas la razón más importante que puede definir por cuál decidirse tiene más que ver con la estética que con las prestaciones, muy similares, pues son dos motos pensadas tanto para el uso diario por la ciudad como para disfrutar con ellas saliendo a la carretera.