Competicion

Viñales, eufórico con su nueva KTM

mave

Aclarado el futuro del controvertido, polémico y carismático Maverick Viñales. Tras su espantada y posterior reconciliación con el equipo Blusens, el catalán correrá en 2013 con una KTM Laglisse. La moto es de fábrica y, por tanto, se le ha prometido el mejor material y una máquina competitiva, capaz de estar arriba. El compañero de Viñales será una mujer, Ana Carrasco.

De momento, las primeras sensaciones de Viñales sobre su nueva máquina son inmejorables. “Hemos trabajado muy duro estos días y cogido mucha información, he probado la moto de este año y también la del que viene y las dos tienen cosas buenas. Estoy súper contento porque las dos van muy bien y se nota mucho el apoyo de KTM”, ha dicho Maverick tras su primer rodaje con su nueva montura.

Una gran decisión

“Al final he tomado una gran decisión y estoy contento por tener una KTM oficial y un equipo español. Estoy muy ilusionado de cara a la próxima temporada”. Sus primeras sensaciones son, además, positivas: “Ha ido bastante mejor, hemos estado trabajando mucho en las suspensiones y el chasis y eso ha hecho que todavía bajáramos más el tiempo del martes”, comentó.

¿Calma tras el culebrón?

El culebrón en el mundo del motociclismo tuvo un nombre en 2012: Maverick Viñales. El joven piloto catalán, que abandonó su equipo con fuertes críticas a la estructura de Blusens y la falta de velocidad de su moto, rectificó y volvió a competir hasta al final de temporada no sin antes romper con su mánager. ¿Será 2013 el año de la calma?