Competicion

Viñales abandona el equipo Blusens

viñales

Maverick Viñales ha dado otra muestra de su fogoso temperamento. Tras los últimos altercados con su equipo, el piloto catalán ha conmocionado el paddock al anunciar, por sorpresa y a apenas un mes del fin del mundial, que abandona su equipo, el Bluesens. La falta de competitividad de su mota, el mediocre trabajo de su equipo y la pérdida de confianza en el mismo habrían provocado su drástica decisión, con pocos antecedentes en MotoGP.

“Los responsables del equipo llevan  sin cumplir desde mitad de temporada. Yo creo que no han dado lo máximo, yo tampoco tengo lo máximo, yo quería llegar a un acuerdo de romper pacíficamente y acabar estas tres carreras, pero no han querido, y entonces hoy me voy para casa”, asegura Viñales en declaraciones recogidas por Mediaset, la televisión oficial de MotoGP en España.

Un final “a malas”

Viñales no se corta: “Está claro que hubiera acabado la temporada si me hubieran permitido romper al final. Yo quería acabar estas tres carreras y romper el contrato, pero ellos no han querido, así que habrá que ir a malas”.

Equipo de segunda línea

Viñales no recrimina el esfuerzo de su equipo, simplemente  cree “que es un equipo de segunda línea, yo tengo que intentar ganar el título el año que viene y no confiaba en este equipo, así que he decidido esto. Es difícil tomar esta decisión porque estoy segundo en el mundial, pero cuando no estás a gusto porque no saben más y tú estás por ganar el campeonato acabas quemado”.

Genio y figura.