General

Venta de motos en Extremadura de Segunda Mano

fotomoto

Si estás pensando en cambiar de moto, o simplemente en adquirir una más para tú colección, en concreto, si eres un apasionado de las motos de trial, enduro o off road, te daremos algunas pautas para que compres las mejores motos en Extremadura.

Recordar que la calidad van de la manos de las principales marcas mundiales en el mercado de las motos de trial, así como en el sector de enduro. Esta marca es conocida por ofrecer un producto de gran calidad. A continuación os demos algunos puntos a tener en cuenta a la hora de comprar motos en Extremadura de segunda mano:

  1. Di NO a los “chollos”. Debemos de tener claro que una buena compra de una moto de segunda mano es aquella que te va a durar más tiempo sin darte problemas. Está claro que existe una coherencia entre el tiempo de la moto, los kilómetros y se estado. Una moto con un montón de kilómetros y muchos años puede conservarse muy bien, pero hay aspectos que nos delatan la edad e la misma.

Para evitar posibles engaños a la hora de comprar una moto de segunda mano tales como el trucaje del marcador de kilómetros, pediremos el libro de revisiones, si no lo tienen, al menos deberían de aportarnos facturas de las revisiones. En caso negativo, podemos fijarnos en algunas piezas que se desgastan con los kilómetros, como son el asiento o la goma/metal de las estriberas.

Tampoco debemos fiarnos de motos muy nuevas a precios ridículos.

  1. Observa cómo actúa el propietario. Antes de soltar ni un solo céntimo en la compra de una moto de segunda mano habrá que descubrir los fallos que pueda tener la moto.  Para descubrirlo debemos observar atentamente la moto de segunda mano, y acribillar al propietario a preguntas, ya que será el que puede descubrirnos taras que nosotros no hayamos visto. Entre las preguntas que hacer es bueno saber qué tipo de conducción se ha llevado a cabo, cómo han sido las revisiones, si se ha tenido algún accidente o percance…

En cualquiera de los casos, si fuéramos con alguien más a ver la moto sería genial, cuatro ojos ven más que dos; y si ese alguien entiende de motos, o mejor aún es mecánico, estupendo.

  1. Examinar todos los detalles. Arranca la moto en frío, es aquí cuando se pueden presentar fallos. Mira que la moto de segunda mano no pierda gasolina o aceite.

Observando los neumáticos podemos saber qué tipo de conducción se ha practicado con la moto. Si se ha conducido en circuito, los laterales se “queman”, y aparecen restos como si fuera una goma de borrar.

Un neumático que ha rodado en autopista frecuentemente, suele gastarse por el centro y dejar los laterales con mucha vida. En el caso de que los neumáticos estén muy desgastado, llega a un acuerdo con el dueño de la moto de segunda mano para que los cambien sin que ello te suponga un incremento en el precio.

Con la moto ya caliente, mira que por el tubo de escape no salga humo de color ni blanco ni azul. En el caso de que salga, significa que puede estar quemando agua o aceite y esto supondrá seguramente un problema.

Mira las luces y todo el sistema eléctrico. Prueba la horquilla y comprueba que las reacciones son buenas y que no hay ningún retén roto.

No te preocupes por los pequeños arañazos, si por lo que pudiera parecer un gran golpe.

Estos son solo algunos consejillos para que vuestra compra de moto de segunda mano sea todo un éxito.

  • Pingback: Hanói y Ho Chi Minh: contrastes en Vietnam