Competicion

Un error de Márquez da vida al Mundial de Moto GP

foto marc márquez

El Mundial de Moto GP salió con vida de Phillip Island (Australia) gracias a un grave error de Marc Márquez (Honda) que no sólo le impidió proclamarse campeón del mundo, sino que también permitió a Jorge Lorenzo (Yamaha), el vencedor de la carrera, recortar las distancias hasta los 18 puntos a falta de dos pruebas para el final.

Carrera extraña

Fue una carrera extraña y llena de incidentes pero ninguno de ellos tan determinante como el fallo de Marc Márquez (propiciado en gran medida por su equipo), que entró a cambiar la moto más tarde de lo permitido y fue por ello descalificado, sumando su segundo “cero” del año.

Lorenzo una vez más estuvo perfecto, tirando desde el principio y acertando en la entrada a boxes, al igual que Dani Pedrosa (Honda), que acabó segundo y ahora está a 34 puntos del líder en la clasificación manteniendo una semana más sus remotas opciones de ser campeón del mundo.

Parada obligatoria en boxes

La carrera se decidió en la parada obligatoria entre las vueltas 9 y 10 decretada por seguridad, ya que los neumáticos Bridgestone se degradaban más de la cuenta en el nuevo asfalto del trazado australiano. Márquez entró después de lo estipulado y los comisarios lo descalificaron de inmediato perdiendo el joven piloto toda opción de salir de Australia, la isla más grande del mundo, con el título bajo el brazo.

Rossi, Crutchlow y Bautista, por su parte, pelearon por la tercera plaza en un bonito duelo que finalmente fue para el italiano por un suspiro. Valentino está realizando un gran final de temporada aunque todavía no puede competir de tú a tú con los tres pilotos españoles que encabezan la clasificación.

A Motegi, el próximo domingo, el Mundial llegará en las mismas circunstancias para Márquez. Si gana y Lorenzo no es segundo será campeón del mundo antes de llegar a Cheste, donde se cierra el campeonato 2013.