Marcas y Comparativas

T-Max de Yamaha frente al C 600 Sport de BMW

foto yamaha t-max

El T-Max de Yamaha es uno de los maxiscooter de alta gama más valorado en el mercado. Desde que salió se situó en los primeros puestos de ventas y muchas marcas han tratado de arrebatarle su privilegiada posición. Una de ellas es BMW, que con su C 600 Sport también quiere su parte del pastel.

Para empezar sorprende el enorme parecido estético que el modelo de BMW guarda con el de Yamaha. Ambos utilizan un doble faro en el frontal que les aporta un aspecto muy agresivo y deportivo.

A nivel de dimensiones, y aunque también son muy similares, hay que constatar que el modelo alemán logra un mayor espacio para el piloto y pasajero. Es por tanto más cómodo para circular por capitales con un tráfico tan caótico como Roma, París o Madrid.

Diferencias mecánicas

Si en la estética son muy similares, en lo que se refiere a la mecánica si observamos diferencias. El motor que utiliza BMW está fabricado por Kymco y es más ligero y potente que el japonés de Yamaha. El C 600 Sport cuenta con un motor de 647 cc y 60 cv de potencia frente a los 530 cc y 46 cv del T-Max.

Pese a esta notable diferencia, hay que indicar que la respuesta del motor de Yamaha es muy buena, e incluso mejora en aceleración desde parado al scooter de BMW, aunque éste acaba por imponerse al final y para nada se notan los kilos de más que tiene sobre el T-Max.

Seguridad

Por el contrario, el sistema de frenos del T-Max es mucho más eficiente, sobre todo en frenadas de emergencia, aunque ambos son dos modelos que transmiten bastante seguridad al piloto.

En resumen podríamos decir que ambos modelos son dos buenas opciones para circular tanto en entornos urbanos como por carretera. Quizás el T-Max ofrece un rendimiento más deportivo mientras que el C 600 Sport es más cómodo para el piloto y pasajero.

El precio, en ambos casos, ronda los 11.000 euros en la versión con ABS.