Marcas y Comparativas

Suzuki Intruder C1.500T, una custom muy rutera

foto suzuki

Suzuki Intruder C1.500T es la nueva custom de la marca japonesa que ahora llega con algunas novedades respecto a sus antecesoras. El motor, con refrigeración líquida, es una de las principales. Su precio, 13.500 euros, muy ajustado para una moto de estas características que hará disfrutar a su propietario en cada kilómetro.

El nuevo motor en V de cinco velocidades y 1.462 centímetros cúbicos responde de forma suave a la vez que potente. Las marchas son muy largas y permiten estirarlas hasta límites sorprendentes.

El manillar de esta cruiser es muy ancho, no pasa desapercibido, pero es muy funcional y permite maniobrar con facilidad a esta moto de grandes dimensiones.

El asiento es muy cómodo, dividido en dos plazas para conductor y acompañante, y cuenta con una amplia pantalla que cubre a los dos ocupantes de la moto protegiéndoles perfectamente del viento. La moto perfecta para viajar en vacaciones y conocer un lugar en moto.

“Dark custom”

Como viene siendo habitual en las Intruder, el color que predomina en todas ellas es el negro, tendencia que ahora se ve potenciada por la filosofía adoptada por la referencia del sector, Harley-Davidson, que imprimió a buena parte de sus modelos la característica que los entendidos llaman “dark custom”.

Todo es negro. Desde las aletas del motor hasta las colas y los colectores de escape, al igual que las maletas, horquilla, chasis, puños, manetas, pedales, palancas… Algún detalle cromado se deja ver, como el faro, los intermitentes o los embellecedores del depósito y las maletas.

En carretera

El comportamiento en carretera de la Intruder C1.500T es fluido  pese a sus más de 360 kilos de peso.

Los frenos son correctos para el estilo de conducción que propone la Intruder, es decir, rutas largas y conducción suave. No es una moto excesivamente ágil pero lo suficiente para disfrutar de un viaje por cualquier tipo de carretera.

Y otra de sus ventajas es su consumo, de sólo cinco litros a los cien kilómetros, para ofrecer una autonomía de más de 350 kilómetros gracias a su depósito con capacidad para 18 litros de combustible.