Accesorios y Servicios

Reglas de oro para comprar una moto de segunda mano

concesionario

Comprar un vehículo de segunda mano plantea una primera y obvia contradicción: queremos ahorrar dinero …..pero no conocemos con exactitud el estado de la máquina, en este caso una moto, que queremos adquirir. Ahí van unos importantes consejos inspirados en los expertos de About Motos. No solo es importante saber cómo ahorrar gasolina en moto.

Inspeccionar la moto de segunda mano

Comprar una moto usada siempre requiere más tiempo que comprar una nueva así que no tengas prisa y hazlo con tranquilidad, encontrar la moto usada perfecta no es tan fácil como ir a una tienda donde sólo tendrás dudas sobre el color de tu futura moto.

¿Compro en una tienda o a un particular?

Es muy distinto comprar una moto usada en una tienda que comprársela a un vendedor particular, y generalmente será tu presupuesto el que te haga decidir entre uno y otro.

Comprar en una tienda, aunque sea una moto usada, siempre da más tranquilidad ya que normalmente suelen ofrecer alguna garantía y la moto está revisada, pero eso hace que el precio de tu futura moto quizá se dispare. Comprar a un particular siempre supone una ventaja económica, el precio de la moto es menor y además algunos vendedores pueden ceder a negociar el precio final. Negociar negocia todo el mundo, incluso Google negocia un acuerdo en China.

Probar siempre la moto de segunda mano

La mejor parte de comprar una moto usada es que muy posiblemente tengas la oportunidad de probarla antes de decidir comprarla o no. Así no sólo comprobarás si todo va bien, sino que además tendrás la oportunidad de probar si es la moto que andas buscando y saber si se ajusta a ti.