Accesorios y Servicios

Prepara la ITV de tu moto

Las motocicletas con 4 años de vida  y los ciclomotores y cuadriciclos ligeros con 3 años de vida  están obligados a superar una Inspección Técnica periódica, que debe repetirse, en ambos casos, cada dos años. Así está la ley, y ya que esta es una obligación legal –y un gasto fijo- que debemos soportar, mejor acudir preparados a una de las ITV de nuestro entorno más próximo.

Documentos imprescindibles

Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos (cartón verde) y Permiso de circulación (cartón blanco). Los requisitos pueden variar según la ITV de turno, pero normalmente estos documentos serán entregados al llegar, en caja, antes de pasar con el vehículo a la zona de inspección. Evidentemente hay que pagar por el servicio, o sea que no olvides el efectivo o la tarjeta.

Comprueba la mecánica básica de la moto antes

Las revisiones son bastante profundas. Los elementos más evidentes a inspeccionar son las luces y los intermitentes, en este caso si la moto es posterior a noviembre de 1999.La matrícula debe estar bien colocada (si es con remaches, mejor), así como los guardabarros el guardacadenas y el protector de la corona.

La moto debe llevar montados los retrovisores (sólo el izquierdo en el caso de que no supere los 100 km/h) y los neumáticos deben ser homologados. También te revisarán el claxon, el velocímetro y, por supuesto, el escape, que debe estar homologado. Aquellos motoristas que nos hacen la vida imposible con sus “tubarros emitiendo decibelios, ¡mucho ojo!

Los problemas más habituales para motos poco cambiadas desde su estado original pueden surgir con el dispositivo antirrobo y con accesorios para el pasajero del estilo de estriberas o asas, en este caso, sobre todo en las motos off road.