Accesorios y Servicios

¿Podemos hablar en moto por bluetooth?

moto transporte

¿Podemos hablar en moto por bluetooth? La respuesta no es sencilla. Normalmente, no. La ley lo prohíbe, pero en el caso de algunos dispositivos cuyos auriculares no estén dentro del oído si se puede hablar como si utilizáramos el manos libres de un coche. Así lo dice la Asociación Mutua Motera a partir de una sentencia absolutoria contra un piloto denunciado. Esta es su explicación.

Esto dice la Ley en España

Por un lado el uso de cascos o auriculares conectados a aparatos de recepción de sonido. Siempre y cuando dichos elementos cubran totalmente el oído y menoscaben la atención, que es la exigencia genera que se prevé en el 11.2 del rDL 339/1990, y que además se trate de aparatos reproductores de sonido.
Por otra parte, se prohiben aparatos de telefonía móvil o cualquier otro medio de comunicación, salvo que tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares, es decir que cubran el oído y limiten la audición.

¿Un caso excepcional?

En el caso presente, se trataba de un aparato que funcionaba al tiempo como radio y como un dispositivo Bluetooth que permitía hablar por teléfono, que se integraba en el casco. Por lo tanto podía infringir ambos preceptos, estando la cuestión en determinar di por su configuración del aparato, el mismo se entiende incluido o no dentro de la prohibición, es decir, hemos de examinar si estamos ante un auricular o ante un altavoz, dice la AMM.
Los pequeños auriculares se colocan en el caso, no en los oídos, pero frente a estos. Ello parece que nos llevaría a concluir que estamos ante unos auriculares, y que por tanto se infringe la prohibición, pero el caso es que la diferencia entre un altavoz y un auricular viene a ser, no la forma o el tamaño, sino el modo de utilización, de modo que el auricular está en contacto con la parte interior de la oreja, tapando el oído, lo que supone impedir o dificultar enormemente la recepción de los ruidos, tapando por el auricular y normalmente superados por el sonido que sale del mismo, además de producir o favorecer un cierto ensimismamiento del conductor.
Un poco de lío cuando aún estamos degustando el roscón de reyes. Vamos con algo más fácil, unos consejos para frenar en moto.