Accesorios y ServiciosMarcas y Comparativas

Optimiza el rendimiento de tu moto

Motorcycle gloves with carbon and bike

Los vehículos actuales funcionan con una unidad de control electrónico (ECU) conectada al motor, que administra varios aspectos de éste realizando cálculos para que los parámetros que controlan la combustión interna del motor sean los más adecuados en cada momento. Funciona mediante sensores que reciben las señales que permiten conocer el estado del motor y controlar aspectos como la inyección de combustible, el tiempo de ignición, la apertura de las válvulas y el arranque.

El chiptuning y los dispositivos de control adicional

Para optimizar los resultados obtenidos por la ECU se recurre al chiptuning, un método para mejorar las prestaciones de los vehículos de forma electrónica. A través de un dispositivo de control adicional se logra un aumento de potencia y del par, además de una disminución del consumo de combustible si se mantienen los hábitos de conducción.

En términos generales, utilizar un dispositivo de control adicional se traduce una mejora del rendimiento del vehículo. Dicha mejora depende de cada vehículo, por eso cada dispositivo viene con los parámetros básicos programados y adaptados a cada fabricante: Ford, Audi, BMW…; pero también pueden ser modificados por el conductor según su estilo de conducción.

Las ventajas de los dispositivos de RaceChip Chiptuning

Los dispositivos de control adicional son pequeños, manejables y fáciles de montar. No son necesarios conocimientos de mecánica ni herramientas especiales de ningún tipo, por lo que podrá ser instalado sin necesidad de llevar el vehículo a un taller.

Cabe destacar que la utilización de este dispositivo no altera el funcionamiento del motor, ya que no requiere efectuar ningún tipo de modificación mecánica; tampoco del software del vehículo, que no se modifica en ningún momento.

Existen diferentes variantes de chiptuning, pero la unidad de control adicional destaca por encima de las demás por sus numerosas ventajas.