Competicion

Maverick no se ve favorito en Moto3

mave

Maverick Viñales se mostró eufórico con su nueva moto para el campeonato de Moto3.  Tras su espantada y posterior reconciliación con el equipo Blusens, el catalán correrá en 2013 con una KTM Laglisse. La moto es de fábrica y, por tanto, se le ha prometido el mejor material y una máquina competitiva, capaz de estar arriba. A pesar de todo, el catalán afronta con prudencia este nuevo campeonato del mundo.

Mensaje prudente

“Mi mensaje a los fans de KTM es que este año estaremos lo más alto posible”, dice Viñales, que huye de la presión como gato escaldado tras el fiasco del año pasado. “Mis rivales directos serán los mismos del año pasado. Esta temporada nos centraremos en nosotros mismos, ya que no partimos como favoritos”.

Pese a todo, Viñales sonríe. “Al final he tomado una gran decisión y estoy contento por tener una KTM oficial y un equipo español. Estoy muy ilusionado de cara a la próxima temporada”

“Han sido unas sensaciones muy positivas en los test. No pensaba que esta moto iría tan bien y, la verdad, me sorprendió su potencia. Aún nos queda muchísimo por mejorar, sobre todo el chasis. Aún nos falta paso por curva, por ejemplo. Las principales diferencias son la aceleración y la velocidad punta. Me ha sorprendido mucho la aceleración que tiene la KTM saliendo de curva”, dice el gerundense.

Contento con Laglisse

“Es un equipo que está creciendo, me transmitieron buenas sensaciones. Espero un buen resultado y esfuerzo por parte suya”.Mientras, Maverick dedica el invierno a mejorar su fondo físico. “Estoy haciendo gimnasio y motocross“, declara.

Seguro que Maverick comienza el año con un roscón de reyes.