Competicion

Márquez no quiere prisas en MotoGP

marquez

Marc Márquez, el niño prodigio del motociclismo español, ya rueda a ritmo de campeón. De hecho, el campeón del mundo de Moto2 ha  completado 60 vueltas con un mejor tiempo de 2.01.355, más de dos segundos más veloz que su registro de ayer y a un solo segundo del récord de la pole en Sepang, el circuito malayo. Ahora de vacaciones, Márquez, pese a todo, pide paciencia en una entrevista concedida a motocuatro.com. “No quiero prisas. Las prisas han de ser para otros, no para mí que acabo de llegar”, dice el piloto de Cervera.

Repaso a 2012

Primero, haber hecho feliz a mi gente, a mi familia, a mi equipo, a Emilio Alzamora, mi manager, y a mis seguidores. Después, haber sabido encontrar la gente ideal para conseguir nuestro objetivo y, por supuesto, haberlo logrado en un ambiente ideal, fantástico, casi casi familiar. Tercero, haber sabido gestionar todo el problema de la lesión del ojo en invierno y haberme recuperado bien de esa molestia”.

Profesionalidad

“También haber sabido gestionar con profesionalidad, sensatez y eficacia cada uno de los fines de semana, cada una de las carreras y, al final, la ventaja que teníamos en puntos. Y, finalmente, haber podido cumplir el sueño de cualquier niño que empieza a correr, llegar a un equipo fuerte en la categoría de MotoGP“.

Elogio a su equipo

“Lo tiene todo. Un equipo que logra lo que ha logrado este, tiene algo más que un buen piloto. Tiene corazón y ganas. Bueno, tiene, fundamentalmente, pasión por las carreras. Al principio, cuando Emilio (Alzamora) y yo hablábamos del equipo que haríamos y, luego, en cuanto llego Santi Hernández, mi jefe técnico, buscábamos mejores personas que profesionales. Bueno, claro, queríamos los mejores pero, en la selección, primó, sobre todo, que sintiesen pasión por las carreras. Yo no quería mercenarios, gente que viniese a las carreras a hacer sus ocho horitas, trabajar bien y pulcro y se fueran a casa”.

Por cierto, ¿Cómo te vas a vestir estas navidades?