Competicion

Márquez afronta su primer “match ball” para ser campeón

foto marquez

Marc Márquez afronta este fin de semana en Australia su primer “match ball” para convertirse en campeón del mundo de Moto GP en el primer año en el que compite en la categoría reina del motociclismo mundial.

Será en el circuito de Philip Island, la “casa” de Casey Stoner, donde el piloto australiano sumó seis victorias consecutivas.

Nuevos récords

Si el piloto del equipo Repsol-Honda lograra el título, conseguiría romper un récord que perdura después de 30 años. Sería el piloto más joven en ganar el mundial en la categoría reina a sus 20 años y 245 días. El honor lo conserva hasta ahora Freddie Spencer, que en 1983 se llevó el título con 21 años y 258 días tras librar durante toda la temporada un bonito duelo con Kenny Roberts, al que superó al final por sólo dos puntos. Spencer sumó entonces seis victorias y 10 podios.

Pero el joven piloto español también puede igualar otro récord, éste en posesión de Roberts y que después de 35 años nadie ha podido emular y es el que se refiera a ganar el título en el año del debut. Roberts lo logró en 1978.

Homenaje a Casey Stoner

Márquez puede conseguir instalarse entre los mejores pilotos de la historia en el GP de Australia, que servirá además para homenajear a uno de sus pilotos favoritos, el australiano Casey Stoner. El bicampeón del mundo de Moto GP será nombrado Leyenda de Moto GP y descubrirá un busto el sábado mientras que el domingo, tras la carrera de Moto 2, dará una vuelta de honor al trazado de Phillip Island.

Australia, la isla más grande del mundo, puede coronar a Márquez, uno de los pilotos más grandes del mundo pese a su juventud, ya que con 43 puntos de renta en la general, a Márquez le basta con marcar de cerca a Jorge Lorenzo (Yamaha), que luchará por mantener sus opciones una carrera más.