Accesorios y Servicios

Los frenos ABS cumplen 25 años sobre dos ruedas

Frenos ABS en una moto.

Ya han pasado 25 años desde que el sistema de frenos ABS fuera incorporado a las motos. Fue a mediados de 1988 cuando un modelo de BMW, la popular K100, salió al mercado incorporando este sistema que hasta entonces solo se instalaba en aviones y automóviles y que sin duda contribuyó a mejorar notablemente la seguridad de los usuarios de motocicletas.

Los frenos ABS permiten variar la fuerza de la frenada para que los neumáticos no pierdan nunca la adherencia con el suelo, evitando los peligrosos derrapajes que pueden provocar la caída al suelo del piloto.

El primer medio de transporte en hacer uso de los frenos ABS fue el avión y enseguida el sistema fue implantado en los automóviles. La firma alemana Bosch fue la pionera y aún hoy es una de las más reconocidas en la fabricación de frenos antibloqueo.

Serán obligatorios

Los buenos resultados que ofrecen este tipo de frenos han contribuido a popularizarlos en la industria del automóvil y actualmente la mayoría de modelos que se fabrican en todo el mundo adoptan este sistema. De hecho, desde 2004 ya son obligatorios en los coches que se fabrican en Europa.

En el segmento de las dos ruedas hay que recordar que los primeros sistemas de frenos ABS eran muy rudimentarios y, además, añadían mucho peso al conjunto. Aún así, las ventajas superaban esos primeros inconvenientes y poco a poco fueron asentándose como uno de los elementos de seguridad más importantes en las motocicletas.

Incorporación de la electrónica

A medida que el sistema fue popularizándose ganó en eficiencia. Cada vez eran más precisos y ligeros, y además se fue incorporando la electrónica.

Si bien en los primeros tiempos solo las motos de gran cilindrada incorporaban este sistema de frenado, hoy el ABS está presente incluso en los pequeños scooters, y será dentro de un año obligatorio para todas las motos de más de 125 cc.