Eventos

La vuelta al mundo a bordo de una BMW

silvestre

El valenciano Miquel Silvestre (Dénia, Alicante, 1968) acaba de recorrer lo que el denomina La Ruta de los Exploradores Olvidados, una vuelta al mundo a bordo de su BMW GS 1.200 que le ha permitido conocer otras culturas, disfrutar del contacto con la gente y saborear su pasión por las dos ruedas.

La ruta, inspirada en las proezas de varios exploradores españoles, le ha llevado, entre julio de 2012 y julio de 2012, desde Madrid hasta Valdez, en Alaska (EEUU) la ciudad más septentrional de nombre español gracias a los navegantes y aventureros a los que  ahora homenajea.

De padre motero…..

Silvestre, en una  entrevista concedida al diario As, explica el origen de su pasión por las motos. “Me viene de mi padre. Él sigue montando en Harley cada día, y tiene 75 años. Dice que montar en moto es la mejor gimnasia para la mente. Y yo hago lo mismo, desde que tuve una Montesa Cota o una Yamaha“.

África, Filipinas…..

Silvestre, que es un nómada, ya que ahora mismo no tiene domicilio fijo, rememora en As alguno de los mejores momentos de su periplo: “Por ejemplo al visitar la tumba de Pedro Páez en Etiopía. Llegué allí tras superar un camino de cabras, en una loma a orilla del lago Tana. Cuando me encontré en el Palacio Catedral que él diseñó, me emocioné. Tras cruzar Egipto, Sudán y Etiopía por fin llegaba allí. Luego me entristecí, porque no había nada que le recordara. Todo estaba en ruinas. Otro momento grato fue en Filipinas, en la estatua de Magallanes”.