Marcas y Comparativas

La Street Triple sigue tirando de las ventas de Triumph

Triumph Street Triple.

Triumph es una de las marcas más emblemáticas entre los fabricantes de motocicletas y la Street Triple es sin duda una de sus modelos más populares desde que en 2005 saliera de fábrica la primera versión. Con el paso del tiempo ha ido mejorando algunos aspectos pero siempre manteniéndose fiel a su filosofía de mantener los tres cilindros y esa estética retro tan característica.

La Street Triple se inspiró en la Daytona 675 pero con algunos cambios, básicamente en el manillar, plano, y el faro redondo. Las ventas sorprendieron a los propios responsables de Triumph, pues desde que salió a la calle tuvo una gran aceptación y se convirtió en el modelo de Triumph más vendido.

Novedades

Hace unos meses se implementaron algunas novedades para mantenerse entre las más valoradas de su segmento, sobre todo incorporando algunos cambios de carácter tecnológico que han conseguido que la Street Triple se comporte de una forma todavía más suave en carretera pero manteniendo el ruido tan característico de su motor.

Se trabajó mucho en el embrague y el cambio, y el resultado ha sido una moto potente pero suave de comportamiento, perfecta para devorar kilómetros por carretera a velocidades medias, aunque cuando se le exige responde como la que más.

Más eficiente y ligera

El consumo de combustible también se ha reducido en esta nueva versión, y apenas supera los cinco litros y medio cada 100 kilómetros cuando circulamos a unos 130 km/h de media. Su autonomía, por tanto, ha mejorado y se pueden hacer sin problemas hasta 300 kilómetros sin tener que entrar a la estación de servicio para repostar.

Otro factor que ha ayudado a reducir el consumo es que ahora la moto es mucho más ligera gracias a que el chasis es menos pesado. Su peso total está por debajo de los 175 kilos.

Se puede adquirir una versión con motor de 98 cv de potencia y otra, la R, más deportiva, que alcanza los 106 cv.