Seguridad

La moto, más peligrosa en la ciudad

El 69% de los accidentes de moto y el 81% de accidentes protagonizados por ciclomotores ocurren en ciudades y pueblos, en definitiva, en zona urbanas, según prueban repetidamente los estudios de la Dirección General de Tráfico (DGT).  El tipo de siniestro más frecuente es la colisión frontolateral.

Por edades, los jóvenes de 18 a 24 años son los que más a menudo se ven implicados en accidentes de moto o ciclomotor (36%), lo que se justifica por su mayor fogosidad a la hora de conducir y por el gran número de conductores jóvenes.  Aún así, cabe advertir de que en los últimos años se ha observado un incremento notable del grupo de conductores de motocicletas con edades comprendidas entre 29 y 39 años implicados en siniestros.

El casco, un seguro de vida

La DGT recuerda periódicamente algo que es puro sentido común pero que en muchas zonas rurales y áreas vacacionales no se tiene claro. En caso de accidente, el casco es el único elemento de protección capaz de evitar lesiones en la cabeza, las más graves.  Su utilización reduce a la mitad la posibilidad de fallecer  y, aún mejor,  evita dos de cada tres lesiones cerebrales. Estas lesiones causan el 85% de los fallecidos y la mitad de los heridos de motos y ciclomotores.

Presión policial en pueblos

Aunque es verdad que en las grandes ciudades la concienciación del conductor y la presión policial han convertido en general el uso del casco, en pueblos pequeños éste uso aún no es masivo. De ahí la conveniencia de la llamada a conductores -y autoridades- para que se exija el uso de casco hasta en la aldea más rémota.