Destacados

KTM Freeride E

La firma austríaca KTM ha asumido el reto de desarrollar una motocicleta off-road con propulsión eléctrica orientada al gran público. En su fábrica de Mattighofen, la marca ha dedicado tres años en el desarrollo de este proyecto que ahora ve la luz bajo el nombre de KTM Freeride E. A continuación te presento todos los detalles de esta curiosa moto.

La Freeride E de KTM es una moto de cross con propulsión eléctrica que entrega unos 30 caballos de potencia y un par de motor de 4,2 kg/metro y cabe destacar que se trata de una cifra de par constante en todo el régimen de giro, por lo cual no encontraremos la clásica patada del motor de combustión.

Otro factor importante a destacar sobre esta mecánica es que carece de embrague y por ende no hay cambio de marchas: es cuestión de acelerar y nada más.

El motor eléctrico de esta moto se alimenta de una batería de iones de litio de 300 voltios que se recarga en una hora y media y que permite pilotar la Freeride E durante unos 30 minutos (lo suficiente como para salir a dar unas vueltas, pero un poco escasa si se quiere ir de aventura). KTM se ha preocupado por diseñar un sistema sencillo de sustitución por si es necesario reemplazar la batería.

Finalmente cabe destacar que otro gran logro de la marca en la fabricación de esta moto es la ligereza que se ha conseguido: la Freeride E no supera los 100 kg (95 para ser exactos). Esto se ha logrado gracias a la ausencia del embrague y de la leva del pie derecho para frenar (ambas ruedas se frenan desde el manillar, lo cual permite un mejor control).

De momento se desconoce el precio con el cual se comercializará.