Destacados

Frena con seguridad la moto con lluvia

Driving in the rain

Aprender a conducir la moto en condiciones adversas -especialmente con lluvia, un verdadero enemigo del amante de las dos ruedas- es fundamental para conducir con seguridad y hasta un punto de placer cuando el cielo llora sobre nuestras cabezas.

A continuación, unos consejos sobre cómo acelerar y, sobre todo, frenar, cuando llueve. Los amantes de la moto de zonas húmedas que aún no tengan mucha experiencia lo agradecerán. Y a los demás les puede servir.

Frenar lo menos posible

Por norma general, cuando menos toque el freno en la moto, mejor. Lo ideal en agua es también frenar y acelerar lo mínimo posible, sobre todo porque son las situaciones en las que los neumáticos sufren más solicitaciones. Ahora bien, como recuerda el experto Pepe Burgaleta,  las emergencias no admiten medias tintas. En décimas de segundo hay que reaccionar.

Si tienes una moto con ABS eres un hombre de suerte, porque la mayoría de tus posibles problemas al frenar se habrán evaporado, especialmente si lo haces con la moto recta, algo que es más que recomendable.

El resto de pilotos, aquellos sin ABS., han de improvisar, y eso obliga a frenar cuanto menos mejor, con suavidad, sobre todo al principio, y apretando más poco a poco, porque normalmente cuando la rueda pierde agarre es de golpe. Si eso sucede, casi siempre tras un frenazo brusco, no es fácil salvar la situación. En cualquier caso, sobre el agua siempre es mejor llegar más tarde que arriesgarse a un resbalón. 

Prudencia, y dejemos a otros aprovechar el agua.