Accesorios y Servicios

Equipar la moto para una aventura por el desierto

SONY DSC

Llega el buen tiempo, las vacaciones y la posibilidad de viajar con nuestra moto en busca de aventura. Son muchas las personas que optan por pasar sus días de asueto poniendo a prueba su máquina descubriendo la belleza salvaje de los desiertos africanos. Para ello, es preciso poner a punto nuestra moto.

Hay cuatro aspectos básicos que se deben considerar antes de iniciar la aventura: autonomía, orientación, protección y comodidad del piloto en el puesto de conducción. Pese a lo que muchos piensan, la mecánica en este tipo de viajes no es lo más importante, y cualquier moto de serie está preparada para este tipo de rutas. Hay que recordar que son zonas en las que no se circula a tope, por lo que el motor no sufre tanto.

Mayor peso

Sí que se debe trabajar más en las suspensiones, con reglajes cómodos para aguantar muchas horas de uso, pero firmes para soportar el mayor peso de la moto, a tope de gasolina y cargada de algunos extras (equipaje, GPS, etc.).

Fundamental resulta ampliar la capacidad del depósito de gasolina, pues no vamos a encontrar tantas estaciones de servicio como en las carreteras convencionales. En este aspecto es importante instalar depósitos que no alteren mucho el reparto de peso y revisar el sistema de frenado debido a que la moto va a ganar peso y la respuesta de los discos será distinta.

La comodidad del piloto es otro tema fundamental para realizar estas travesías. Los puños de espuma y un asiento confortable son básicos.

También hay que prestar una especial atención a los neumáticos y elegir los más adecuados en función de la superficie por la que vayamos a circular.

Proteger zonas sensibles

Además, será necesario incrementar la protección de algunas zonas sensibles de la moto, como el cárter, cuya avería puede dar al traste con nuestra aventura, así como mantener en perfectas condiciones el filtro del aire.

Por último, y para disfrutar de lugares mágicos, como Marruecos y sus desiertos, es conveniente llevar bolsas portabultos con todo lo que podamos necesitar y prescindir de mochilas para que el piloto viaje cómodo.