Seguridad

En verano, revisa con frecuencia la presión de las ruedas

fotomanómetro

La presión de inflado de los neumáticos es el aspecto que más influencia tiene en la seguridad de uso de una motocicleta. Una moto nueva, con todos los elementos de seguridad adecuadas, pero carente de una correcta presión en las ruedas, es un peligro en la carretera.

Al igual que en los consejos antes de coger el coche en vacaciones se hace hincapié en las ruedas, siempre es conveniente revisar la presión de los neumáticos de nuestras motos regularmente en verano, fechas en las que se suele rodar más. Tanto una presión escasa como una excesiva condicionan negativamente nuestra ruta.

Una medición correcta

Para medir correctamente la presión de las ruedas hay que hacerlo en frío. Tras rodar algunos kilómetros el neumático se calienta y la presión aumenta, con lo que la medición obtenida no será fiable.

También hay que contar con la fiabilidad que nos proporcionan los manómetros, que en muchas gasolineras no cumplen con los mínimos necesarios. Es mucho más fiable acudir a un taller especializado en neumáticos para revisar las presiones.

La presión de inflado debe revisarse frecuentemente, cuanto menos tiempo pase entre comprobaciones, mejor. Conviene, de paso, echar una ojeada a la válvula y comprobar que no pierde si se la mueve levemente.

Por último, el tapón de la válvula no es un adorno, y las ruedas de motos deportivas a alta velocidad pueden perder su presión si no llevan tapón, pues la inercia hace que el obús de la válvula se proyecte hacia el interior y vacíe su contenido.

Libro de usuario

Las presiones de inflado, siempre disponibles en el libro del usuario y normalmente distintas para uso en solitario o con pasajero, vienen expresadas en kg/cm2 o en bares, lo que en la práctica es lo mismo, pues 1 kg/cm2 equivale a 0,98 bares, una diferencia que es siempre menor que el error de medición de un manómetro.

Revisa bien el libro de mantenimiento y utiliza siempre las presiones indicadas por el fabricante.