Marcas y Comparativas

Duke R 690, la moto más divertida y versátil de KTM

foto ktm

KTM, líder indiscutible en las motos de trial de competición, va poco a poco ocupando un espacio en el mercado de motos de calle con modelos cada vez más atractivos y funcionales. Es el caso de la KTM Duke R 690, una moto que no deja a nadie indiferente.

La marca austriaca lleva desde 1934 fabricando motos, generalmente para la alta competición, pero también ha sabido desarrollar en los últimos años una línea adaptada a las necesidades del mercado que reclama máquinas atractivas en su estética y funcionales, que permitan ser utilizadas tanto en los desplazamientos diarios por la ciudad como durante el fin de semana por las carreteras de montaña.

Espíritu aventurero

La Duke llega ahora a su cuarta versión. Conserva su espíritu aventurero tradicional, pero se adapta ahora mucho mejor al uso en las zonas urbanas.

Como novedad cuenta con el sistema de frenado ABS de serie, elemento cada vez más imprescindible en este tipo de motos, pues mejora mucho la seguridad.

Motor monocilíndrico

Estamos ante una moto muy ágil, con un peso moderado y un motor monocilíndrico de 72 cv de potencia que permite prestaciones muy interesantes sobre todo cuando circulamos por carreteras con muchas curvas, lugar en el que se desenvuelve como pez en el agua.

Quizás en autovías es donde menos sentido encontramos a este modelo de KTM, pues a nivel aerodinámico no está a la altura de las motos sport. Pero es evidente que aquellos que se deciden por esta KTM no están pensando en circular mayoritariamente por autovías y autopistas, sino que buscan una moto mucho más aventurara y versátil. Sólo hay que planear un viaje en moto por cualquier zona de montaña y comenzar a disfrutarla.

Como punto a favor, además, está el reducido consumo de combustible, alrededor de los seis litros de media, lo que hoy en día es de valorar porque permite ahorrar unos euros al pasar menos por la gasolinera.