Accesorios y Servicios

Dificulta el robo de tú moto

chi

Tristemente el robo de motos y ciclomotores, como el de bicicletas, está a la orden del día. Aunque ya no estamos en los tiempos de la Vespa y el Vespino, cuando había un mercado negro de piezas de segunda mano escandaloso, los amigos de lo ajeno suelen robar motos para revenderlas, vender piezas en el mercado negro o, simplemente, divertirse un rato.

Evitar el robo de tu moto es posible, o al menos dificultarlo. Ahí van unos consejos.

Aparca junto a gasolineras, garitas de seguridad o junto a una estación de policía o bomberos.  En general, un método seguro para dificultar el robo de tu moto, y el más barato, es aparcar la moto en un sitio bueno.

Es decir, un sitio seguro por el que pase gente y se vea bien la moto, no un callejón o un lugar más o menos oculto en el que nadie se percate si algún ladrón está tocándote la moto. Hay mucho ratero especializado en lugares de acumulación de motos, o sea que aunque un lugar tenga paso de mucha gente, si hay muchas motos, la sustracción de la tuya no llamará la atención.

Candados en U

Si tu moto lleva un candado y la de al lado, que es igual, simplemente está bloqueada, ya sabemos cual será el objeto de deseo de los cacos. El uso de candados también es esencial para dejar la moto aparcada de un modo seguro.

Son baratos y generalmente eficaces, más que las cadenas tipo pitón, que tampoco vienen mal a la hora de atar tu moto, pero son un sistema menos seguro que los candados en forma de U.

Por cierto, ¿Conoces los candados de Tifannys?