Seguridad

Consejos para ir de pasajero en moto

Cualquiera con sentido común o una mínima experiencia en la conducción de motos o ciclomotores sabe o debería saber que llevar un pasajero en tu montura -o un “paquete“, expresión que habla bien a las claras de como se disfruta más con las dos ruedas- no es una cuestión menor. La moto, de entrada, se maneja de manera totalmente diferente: va más lenta, frena peor y los tiempos de recuperación no son tan buenos.

El placer de la compañía

Dicho esto, cuando somos jóvenes nos gusta llevar en nuestro ciclomotor a los amigos y cuando somos mayores y hacemos viajes largos, a la pareja. Así pues, no está de más tener  unas nociones básicas para que dos no sean una multitud insoportable.

¡Ojo con la pata de cabra!

Es de perogrullo, pero nunca hay que subir a una moto cuando el soporte o “pata de cabra” está puesto. La moto -y el pasajero- se vendrán abajo con estruendo.

El “paquete” debe de ir bien equipado para viajar en moto, como mínimo, igual que el conductor.

El paquete debe evitar los movimientos bruscos, especialmente en las curvas, donde muchos, normalmente acongojados, intentan moverse para evitar el accidente que creen inminente.

El paquete debe hacer caso siempre del conductor, que es el jefe, y no molestarle con aspavientos ni comentarios inoportunos en plena conducción.

Y, finalmente, el paquete debe confiar en el piloto y, en la medida de lo posible,  ir centrado en la máquina y no demasiado separado de su compañero de aventuras.

¡A disfrutar!