Destacados

Consejos para cuidar tu moto en invierno (parte 1)

El invierno es sinónimo de problemas en cualquier vehículo con motor. Sin embargo, con la suficiente precaución y los conocimientos necesarios podemos hacer que nuestro vehículo soporte las temperaturas más bajas sin riesgos para su motor y su andar. Aquí algunos consejos para la puesta a punto del motor de tu moto durante el periodo invernal.

Son tres los puntos básicos que hay que tener en cuenta: líquido refrigerante, aceite de motor y neumáticos.

El líquido refrigerante debe cambiarse cada dos años en los motores de refrigeración líquida, aunque debes controlarlo periódicamente. Es un trabajo sencillo, lo suficientemente como para que lo hagas tu sólo sin tener que recurrir a un mecánico. Para evitar el deterioro del radiador es aconsejable utilizar mezclas anticongelantes de agua destilada y etilén-glicol para circuitos presurizados con aditivos antioxidantes. Una mezcla al 30% bastará para que tu moto soporte hasta 18 grados bajo cero de temperatura.

En cuanto al aceite del motor debes tener en cuenta que tan baja llega la temperatura en el invierno de tu lugar. Asegúrate de usar aceites de grado W (de invierno) y utiliza el adecuado para la temperatura de tu lugar: hasta 10 grados bajo cero puedes utilizar aceites SAE 20Wxx ó 15Wxx y para temperaturas más bajas utiliza un aceite SAE 10Wxx o 5Wxx. De todos modos lo mejor es siempre hacerle caso a las recomendaciones que nos da el fabricante.

Las ruedas son importantes en esta parte del año dado que los caminos se enfrían y hacen que las frenadas sean más complicadas. Cerciórate de que el dibujo no esté muy gastado, que la llanta esté en buen estado al igual que la cubierta. Asegúrate de no pasar de edad tus neumáticos: cámbialos cada tres o cuatro años que es el periodo en que comienzan a dar síntomas de cristalización.

Fuente: motos.coches