Accesorios y Servicios

Comprar motos en una subasta: ¿vale la pena el riesgo?

Las motos accidentadas pueden ser una buena oportunidad de negocio. Sin embargo, como en cualquier compra, existen ventajas y riesgos que hay que considerar.

¿Cuáles Son Las Ventajas?

El precio

Por supuesto, la mayor ventaja de comprar vehículos accidentados, es que tienen un valor considerablemente menor a cualquier otro (nuevo o seminuevo), por lo cual puedes comprar un buen vehículo de un año por solo una fracción de su precio original.

Variedad

En las subastas de vehículos de aseguradora puedes encontrar motos de una gran variedad de modelos, así como todo tipo de vehículos en condiciones muy distintas. Por ello, es fácil encontrar algo que se ajuste a tu presupuesto.

Posible ahorro en reparaciones

Puedes consultar distintos talleres mecánicos para elegir la mejor opción en cuanto a precio y calidad. Incluso puedes hacer las reparaciones personalmente; si tienes conocimientos de mecánica automotriz o de planchistería, y te sientes con la confianza de saber lo que estás haciendo, ¿por qué no realizar el trabajo tú mismo?

Moto en subasta

¿Cuáles Son Los Riesgos Y Qué Se Puede Hacer Para Disminuirlos?

Ofrecer demasiado en la subasta

Las subastas de vehículos accidentados pueden hacer fluir tu adrenalina; sin darte cuenta, puedes perder el control y terminar pagando demasiado por una moto accidentada, especialmente si el modelo en subasta es aquel con el que has soñado desde que eras pequeño.

Mantén tus emociones bajo control e infórmate acerca de cuál es el precio de venta, así como el precio del mismo coche o moto, pero usado (no accidentado) para darte una idea de cuánto vale la pena pagar en una subasta.

Moto en subasta

Invertir más de lo que puedes pagar

El coste del coche y las reparaciones puede salirse de control. Haz un presupuesto y aférrate a él.  De ser posible, asegúrate de tener un mecánico de confianza que no te cobre de más en la mano de obra ni en recambios.

Comprar un vehículo irreparable

No siempre se puede examinar un vehículo en subasta a detalle. Existe el riesgo de hacer una compra que prácticamente se desbarate en el momento en el que lo sacas del lote.  Intenta averiguar al máximo acerca del vehículo que piensas comprar, y ten en mente que, si algo parece demasiado para ser verdad… ¡generalmente lo es!