Competicion

BMW no seguirá en el Mundial de Superbikes en 2014

fotosuperbikes

BMW Motorrad, la división de motocicletas del grupo alemán de automoción, ha comunicado oficialmente su retirada del Campeonato del Mundo de Superbikes al finalizar la presente temporada. La marca ha decidido abandonar un certamen en el que compite desde 2009 a causa de la nueva estrategia empresarial que ha elegido para los próximos años y en la que el mundo de la competición parece no tener cabida.

Cambio de estrategia

BMW afirma que sus prioridades a partir de ahora serán el mercado de motocicletas con cilindrada inferior a los 500 cc, la movilidad eléctrica y su posicionamiento en los mercados emergentes, como Brasil y Asia.

Dentro de este planteamiento, la marca considera que su presencia en un campeonato destinado a motos deportivas de gran cubicaje carece en estos tiempos de sentido para ellos, por lo que han preferido poner fin a su actividad en el Mundial de Superbikes.

Flojos resultados

Además, parece evidente que la ausencia de los resultados deseados en todos estos años tampoco invitan a los responsables de la compañía a seguir invirtiendo en las carreras de SBK. BMW llegó a la categoría con ambiciones de convertirse en una de sus grandes protagonistas y poder plantar cara a la hegemonía de Ducati y los fabricantes japoneses. Sin embargo, no han alcanzado aún el objetivo que se habían planteado de ganar el título mundial y sólo han logrado once victorias y 33 podios en las últimas cuatro temporadas, unos resultados pobres para las expectativas levantadas.

El italiano Marco Melandri y el británico Chaz Davies son sus pilotos actuales, que deberán buscar un nuevo destino si quieren seguir corriendo en 2014.

Sin duda, una mala noticia para este campeonato destinado a motos derivadas de serie, ahora gestionado también por Dorna, que cuenta también con el Mundial de Motociclismo desde hace años.